09 febrero 2017

Destrozados y sin palabras. Así es como se encuentran los miembros de la protectora de animales toledana APADAT tras sufrir un robo en la noche del lunes en sus instalaciones. Un “pequeño refugio”, en el que estaban trabajando “duro” y para el que ya tenían lista de espera. Según lamentan, hace dos semanas informaron a los socios de la protectora en Asamblea de que contaban con este pequeño espacio que ahora ha sido objeto de robo.

> Leer el artículo completo.

Ayúdanos con donaciones o comprando en:

    Logo